La Reserva de la Biósfera Pantanos de Centla es un sistema de marismas o humedales en el estado de Tabasco. Actualmente hay varias compañías de ecoturismo que hacen recorridos a través de sus aguas. Apoyando el ecoturismo y el turismo sostenible, apoyas a la conservación de la naturaleza y las especies. Por si eso no fuera suficiente, te dejamos 7 razones más por las que vale la pena visitar este lugar.

1. Es el área más grande de humedales de Norteamérica con una extensión de 17,000 metros cuadrados.

2. Al menos 1/3 del agua dulce de México pasa por los humedales de Tabasco. Contienen agua del Río Usumacinta, del Grijalva, y de los más de 2.5 metros de lluvia que caen cada año en el estado.

3. Son refugio y zona de reproducción de cientos de especies de aves acuáticas incluyendo la cigüeña Jabirú, el ave más grande de México.

4. También son hogar de especies como el mono aullador, caimanes e iguanas verdes, jaguares, ocelotes, manatíes, etc.

5. Puedes hacer un paseo en barco o en kayak por sus tranquilas aguas y no escuchar nada más que el canto de las aves.

6. Los Pantanos de Centla son hogar de más de 569 especies de plantas, entre ellos el mangle rojo, negro y blanco que pueden llegar a crecer más de 10 metros de altura.

7. Son uno de los lugares del país en los que la gente vive de una manera muy diferente a la gente de la ciudad. Si se trata de salir de nuestra burbuja, es un gran lugar para entender que nuestra forma de vivir no es la única. 

Si quieres saber más de los Pantanos de Centla contacta a “La Casa del Agua”, el principal centro de sensibilización ambiental de Tabasco.

http://casadelagua.org.mx/

Instagram: @la_casa_del_agua