Esta vez fuimos a explorar una nueva área del Iztaccíhuatl con Rafael Noreña Sanchez, guía especializado en áreas naturales protegidas y ganador del Premio al Turismo Sostenible “Montañas y Ciudades”. Mientras nos contaba la historia de este mágico lugar, nos adentramos hacia el terreno sagrado de la mujer dormida por un camino de terracería.

Llegamos al Parque Izta-Popo alrededor de las 8 am, y nos dirigimos a pagar nuestra entrada. Repasamos la importancia de dejar el lugar que pisamos tal y como nos lo encontramos: no cortar flores, no molestar a los animales y no generar desechos. (Conoce más sobre los principios de no dejar rastro). Luego emprendimos nuestro camino.

No iba preparada para tanto frío, a pesar de que me lo advirtieron; pero Rafa venía muy preparado con gorro, guantes y todo el equipo necesario. Llené mis pulmones de aire puro y me aventuré a lo que sería una larga caminata. Solo sentía la emoción de encontrarme en la tercer cumbre más alta de México. A lo lejos veía como la princesa cubierta de nieve nos invitaba a acercarnos más a ella y a nuestras espaldas nos despedía el gran guerrero.

Cada flor y árbol que nos encontramos en el sendero contaba una historia. Se podía sentir la energía de este mágico lugar donde habitan venados de cola blanca, coyotes, cacomixtles, tlacuaches, musarañas, murciélagos, comadrejas, tejones, entre otros. Mi favorito sin duda fue el conejo zacatuche, el símbolo del Parque Nacional Izta Popo.

Después de más de 5 horas de caminata decidimos sentarnos a descansar, y a comernos un último bocadillo que Rafa nos organizó: un delicioso sándwich vegano, a petición especial: pan orgánico, vegetales frescos, una dotación de nueces de la india con frutos secos, y fruta. Preparó también un rico café con una mini estufa al estilo boy scout en la cajuela de su camioneta antes de emprender el viaje.

Tomamos un poco de agua y partimos de regreso pero no sin antes tomar algunas fotos. Fue así como dos pájaros azules mejor conocidos como “chara copetona” se pararon justo frente a nosotros para despedirnos. Rafa se detuvo a observarlos y nos platicó que este tipo de apariciones de la naturaleza son un motor en su día. Descubrir escenarios tan maravillosos como este, cañones, desiertos, manglares o volcanes, son la razón por la que se dedica a guiar a gente en la montaña.

Esta caminata fue muy diferente a todas las que hemos hecho. Primero que nada porque no fue un ascenso a la cima del Iztaccíhuatl sino un agradable paseo que recomiendo mucho para principiantes. Pero más importante, fue diferente porque Rafa hace los viajes de forma personalizada atendiendo a las necesidades y gustos de cada cliente. No importa la edad, condición física, o presupuesto, él crea un producto turístico ad hoc, siempre manteniendo el enfoque en turismo de naturaleza. Indudablemente tuvimos una experiencia que nos invitó a generar cambios de conciencia.

Para saber más sobre Rafa y los servicios que ofrece, den click aquí.

Contacto

www.experturismo.com

Facebook: experturismo

Facebook: Rafael Noreña Sánchez

Viajografía y fotos: Fernanda Ramírez de La Mano del Mono

Total
27
Shares