“Joven” – me decía el viejo campesino mientras su esposa tendía a la hortaliza, “¿usté me puede conseguir un detector?” “¿Un detector?” – le pregunté. “Si, un detector de metales. Yo estoy seguro que hay un tesoro escondido debajo de mi tierra, y si usté me trae el detector para que lo encuentre, nos lo dividimos a la mitá”.  Después de 70 años de ver los mismos paisajes de la Sierra Sur de Oaxaca, el campesino no se había dado cuenta,  que el tesoro no solamente estaba enterrado, sino que lo tenía a todo su alrededor.

Don Tenorio vive en la comunidad de San Juan Ozolotepec, a mas de 3000 metros sobre el nivel del mar. Su parcela marca el inicio de lo que pronto será el trek mas largo, biodiverso, y desafiante que exista en México. Esta caminata de 5 días llevará a los aventureros desde los picos más altos de la sierra, hasta la costa oaxaqueña en un trecho de 2km de playa deshabitada conocida como Barra de Copalita.

La ruta atraviesa las 9 comunidades del SICOBI (Sistema Comunitario de Biodiversidad). El SICOBI es una asociación de comunidades indígenas y campesinas incorporado para establecer un manejo territorial óptimo, con buen aprovechamiento de la tierra en balance con la conservación del mayor territorio posible. El proyecto, gestionado por las mismas comunidades, contará con albergues nuevos, guías comunitarios y por supuesto, comida local (los ríos del SICOBI aún nutren a la población de camarones, chacales y cangrejos).

El trayecto atraviesa 10 ecosistemas distintos, partiendo de los bosques de encino, pino y oyamel, pasando por los caminos reales zapotecos de la cuenca del Río Copalita, los cafetales que crecen bajo los enormes guanacastles, ceibas y amates, finalmente llegando a la costa por medio de la reserva de aves que alberga espátulas rosadas, tucanes, y cormoranes, entre otras.

Más información 

Felicidades a Alexander Winer Dana por ganar el concurso de darle nombre a esta ruta.