El centro de la ciudad de Campeche es una joyita colonial en la Península de Yucatán declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Es un pueblo amurallado que vale la pena recorrer de rincón a rincón visitando las plazas coloridas, parques artesanales e históricos templos e iglesias.

La mejor forma de visitarlo es caminar por sus calles y ver la Biblioteca, la Catedral, la Iglesia del Dulce Nombre de Jesús, el Teatro Francisco de Paula Toro, la Iglesia de San Francisquito, el Ex-templo de San José, y finalmente, los 8 baluartes que se mantienen como parte de la fortificación que protegía la ciudad.

Es importante que tengas en cuenta que las actividades en la ciudad comienzan desde temprano y la mayoría termina aproximadamente a las 8 de la noche. Lo que te da el tiempo perfecto para disfrutar, conocer y asistir a los espectáculos que se celebran en distintos puntos representativos de la ciudad.

Cómo llegar:

Saliendo desde la Ciudad de México, la forma más fácil de llegar es volando directamente al Aeropuerto Internacional de Campeche. Pero si prefieres hacer el recorrido por carretera, es un viaje aproximado de 11 horas atravesando por el Estado de México, Puebla, Veracruz y Tabasco.

También es muy fácil llegar a Campeche desde Mérida, para aquellos que llegan a la Ciudad Blanca como base para explorar la Península de Yucatán. El viaje dura aproximadamente 2 horas.