Me encuentro en un lugar lleno de historia y silencio. Es una casa en Las Playas, una zona del viejo Acapulco (se extiende desde las playas Caleta/Caletilla hasta el parque Ignacio Manuel Altamirano) que llegó a su apogeo como destino turístico para los ultra-famosos en los años 70’s. Aunque el tiempo ha pasado, o probablemente gracias a ello, tiene un encanto muy especial. Desde el camino empecé a notar pequeños detalles de sitios medio abandonados, mezclados con el Acapulco ecléctico y moderno que todos conocemos, y empecé a sentir una nostalgia absoluta.

 

Me recibieron muy amablemente Elvira y Dario. Ellos llevan trabajando aquí más de 15 años, conocen la casa perfectamente, y estarán atentos de lo que necesites como huésped. La casa es realmente cómoda y apta para venir en familia o con amigos. Se encuentra hasta arriba de los acantilados con una vista espectacular al Océano Pacífico. Si tienes suerte, a lo lejos podrás ver regatas, ballenas, y delfines. Todo desde la comodidad del jacuzzi volado.

 

Lleva originalmente el nombre Quinta Ana, pero también se le llama Casa de los Escritores ya que históricamente ha sido un espacio de trabajo e inspiración para intelectuales. Es un hogar que durante los años se ha llenado de momentos y recuerdos que podrás ver en las fotografías que visten las paredes. 

La principal atracción de la casa es la playita privada. En medio de los acantilados, se construyeron 365 escalones para tener acceso a un paraíso donde no hay absolutamente nadie. La bajada y subida es una experiencia en sí. Requiere de sus respectivas paradas para tomar un poco de aire mientras alcanzas a ver el mar entre los árboles. Te rodean las rocas, las olas del mar y un silencio que a veces muy necesario. Especialmente en un lugar tan famoso como Acapulco.

Los cuartos son amplios, de techos altos y frescos que reciben la brisa directa del mar abierto. Cada uno cuenta con baño privado y completa independencia. En las noches es una delicia escuchar el sonido del movimiento de las palmeras con el viento. 

Esta hermosa casa es un refugio y un lugar que nos permite tener una larga pausa de nuestras vidas tan ocupadas y saturadas. Con la sensación de estar en un lugar nuevo y alejado. Si quieres quedarte, puedes rentarla en Airbnb siguiendo este link

 

Tips:

  • Es super importante venir con coche ya que la zona es bastante aislada (lo cual es el encanto). En caso de venir sin coche se pueden pedir taxis de sitio pero es un poco más complicado.
  • Se  recomienda comprar lo necesario (comida y alimentos) antes de llegar a la casa. Queda muy cerca Superama y el mercado/tianguis de la zona antes de llegar a la privada. 

La casa cuenta con:

  • 4 recámaras / 9 camas / 5 baños
  • Seguridad
  • Servicio de limpieza (y cocina si lo deseas, servicio por aparte)
  • Cocina totalmente equipada
  • Toallas para baños y playa/alberca
  • Ventanas con mosquiteros y ventiladores en cuartos
  • Alberca y jardín amplio
  • Wifi

Recomendaciones para salir:

La Quebrada
Un clásico de Acapulco con mucha historia.

Hotel Flamingo’s
Nuestra recomendación #1 para salir a comer un auténtico ceviche acapulqueño y tomar un cocktail en el atardecer. 

Hotel Boca Chica
Excelente para estar un poquito más cerca del mar.

 

*Es una realidad que Acapulco tiene zonas con un alto nivel de inseguridad. Esto es algo que afecta sobre todo a la gente local. Queremos seguir conservando y apoyando el turismo y movimiento en Acapulco, un lugar que nos ha llenado de felicidad a muchos, por muchos años. Pero siempre hay que recordar que hay que tomar precauciones. Quizás así, rescatarlo un poco.