Pixyah es una localidad ubicada en el municipio de Tecoh, un pequeño pueblo que rodeaba una enorme Hacienda Henequenera y cuyo principal atractivo son los cenotes: Noh-Mozón y Nayah. La mejor forma de llegar a Pixyah es entrar al pueblo y preguntar. Te indicarán en dónde puedes encontrar un guía. Normalmente son niños los que se subirán contigo al coche, te indicarán el camino y se asegurarán que pagues la debida cuota.

Lo increíble de los cenotes es que cada uno tiene sus características especiales y la experiencia de nadar en ellos es siempre diferente. En Noh-Mozón bajas unas largas escaleras de madera y puedes nadar hasta sostenerte de las raíces de un árbol que cuelgan como lianas desde el nivel de la tierra. En Nayah puedes realizar un salto de alrededor de 10 metros hacia el cenote y nadar hasta una cueva donde el piso queda justo debajo del nivel del agua y sirve como asiento para sus visitantes. Puedes permanecer el tiempo que quieras en ellos, nadando y admirando las maravillas naturales en las que te encuentras.

Cómo llegar:

Desde el centro de la ciudad de Mérida, se toma la carretera 180 en dirección a Valladolid. Como a 8 km se encuentra la desviación a la derecha a la carretera 184 a Acanceh y Mayapán, la entrada está por Telchaquillo alrededor del km. 43 o 2 km antes del Sitio Arqueológico Mayapán.

Desde la Zona Arqueológica de Mayapán se toma la carretera 184 de vuelta a Mérida. Como a 2 km a la derecha se encuentra la salida a Telchaquillo. Se toma esa callecita y al fondo, como a 7 km se encuentra Pixyah.