De las montañas más altas de México, el Nevado de Colima ocupa un lugar muy especial. Es la única que no se encuentra en el corredor México-Puebla-Veracruz y sin duda es una escalada distinta en todos los aspectos. Cuenta con una vegetación espectacular, inmensas cuevas e impresionantes vistas al vecino Volcán de Fuego. Contrario a la creencia popular, El Nevado de Colima se encuentra en el estado de Jalisco, en el límite con Colima. Es la atracción principal del parque nacional que lleva su nombre y forma parte del eje neovolcánico. Este volcán extinto hace miles de años cuenta con una altura de 4,280 metros, siendo así, la sexta montaña más alta de nuestro país.

Para poder subir el Nevado de Colima hace falta viajar a alguna ciudad cercana y de ahí emprender el camino al parque nacional que se encuentra en una zona un tanto aislada. Una de las ciudades importantes cercanas es Guadalajara, por lo que sugerimos partir desde ahí hasta el Nevado.

Como sucede con frecuencia, el Nevado de Colima cuenta con múltiples rutas de ascenso que van desde las muy técnicas hasta las que se pueden hacer con una simple caminata y sin equipo especial. Una vez que te encuentras en el parque nacional en el punto conocido como La Joya donde se encuentra el Centro de Educación Ambiental debes empezar a seguir la Ruta 1. El principio del camino es de terracería y es muy claro. Llegarás a una sección en la que encontrarás listones anaranjados amarrados en los árboles como señal del camino. En un par de horas dentro del bosque de coníferas, llegarás a una espectacular cueva apodada La Cueva del Diablo. Ahí podrás acampar – si lo deseas – con una vista fascinante y protegido de los elementos.

Nosotros decidimos hacerlo así y continuar con el ascenso a la mañana siguiente. Al pasar por esta cueva, del lado derecho verás un gran arenal, hay que atravesarlo, pasar un segundo arenal y en el tercero comenzar a subir. Los primeros dos arenales llevan a rutas más técnicas. En el tercer arenal hay una gran vista de las faldas del Nevado. Es un excelente lugar para tomar algunas fotografías.

La parte más alta del arenal desemboca en un camino de piedras que deberás seguir cuesta arriba hasta que llegues a la cima. En un día despejado, podrás disfrutar de la vista perfecta del vecino Volcán de Fuego, el más activo de México. Con algo de suerte te tocará ver alguna fumarola emanando del cráter a apenas unos 9 kilómetros de ti.

El descenso será por la misma ruta, aunque será más gratificante que el camino de subida ya que al llegar al eterno arenal podrás deslizarte dando grandes pasos lo cual resulta en un menor trabajo para las rodillas y una experiencia bastante divertida. Al final llegarás a la Cueva del Diablo desde donde podrás seguir de nueva cuenta los listones anaranjados que te llevarán hasta el camino de terracería que termina en La Joya, lugar donde empezaste el ascenso.

La solitaria localización del Nevado de Colima hará que te sientas en otro país y en otra tierra. Encontrarás plantas curiosas y podrás incluso ver algunas hermosas aves. No dejes de disfrutar de esta cumbre, que sin duda te dejará con ganas de regresar e intentar alguna otra ruta de ascenso a su curiosa cima.

Recomendaciones

Llega en auto a La Joya y estaciónate junto al Centro de Educación Ambiental, desde ahí podrás comenzar y terminar tu expedición.

Es importante ir ligero y llevar suficiente agua para tomar constantemente (aún cuando no tengas sed) para evitar dolores de cabeza. No olvides llevar gorra, bloqueador y lentes polarizados ya que durante el descenso estarás bajo el intenso rayo del sol. De igual manera no olvides tus bastones que te serán de gran ayuda durante el descenso.

Como sugerencia para una expedición más completa, lleva todo tu equipo de acampar ya que podrás hacerlo en la montaña misma o en los campamentos que se encuentran en La Joya, donde podrás prender una fogata para disfrutar del ambiente con tu familia o amigos.

En temporada de invierno, es imprescindible revisar las condiciones climatológicas ya que probablemente habrá hielo y nieve a lo largo del recorrido. En estos casos hay que llevar crampones, casco y piolet para mayor seguridad.

Cómo llegar:

Partiendo desde Guadalajara, deberás de tomar la autopista Guadalajara-Colima/México 54D. Sigue en los carriles centrales hasta la salida Grullo-Ciudad Guzmán. Manténte a la izquierda por la carretera hasta llegar a la salida “Camino al Nevado de Colima” que se convierte en terracería. Sigue las indicaciones hacia el “Parque Nacional Nevado de Colima”. Sabrás que llegaste cuando te encuentres frente al portón y la caseta del Parque Nacional.