Fulano’s es un espacio aislado, dentro de una playa aislada, frente a las olas del Pacífico mexicano. Es un hotel excelente para quienes están en conexión con el surf y el mar.

Llegamos a Fulano’s directo a dejar nuestras maletas, ponernos traje de baño y correr al mar para atrapar las últimas olas del día. Frente a la terraza/comedor la vista al mar es panorámica y las olas rompen muy cerca, produciendo su constante música. Pero la playa en la que se encuentra no es una playa común y corriente, es el final de la bahía de La Saladita, una playa poco conocida y rústica que nos invita a adaptarnos a ella y llevar su propio ritmo, tiempo y personalidad.

Fulanos-4.jpg

Saliendo de surfear caminamos al final de la bahía a nuestro resguardo de privacidad y tranquilidad en Fulano’s. Regresamos del mar con hambre, mucha. Iker, el dueño del hotel, nos recibió con una deliciosa pizza Fulano’s (la especialidad de la casa), tacos de pescado, guacamole y cervezas. Una cena perfecta y muy necesaria.

El día siguiente fuimos a Playa Troncones como a unos 10 minutos de Fulano’s. Troncones es una playa un poco más desarrollada que La Saladita. Tiene varios hoteles y restaurantes en dónde puedes pasar el día frente al mar. También tiene una ola para surfear pero está muy cerca del arrecife así que hay que tener bastante experiencia y buen manejo de la tabla. Disfrutamos nuestro día con micheladas y buena comida y volvimos a Fulano’s.

Ahí pasamos el resto de la vacación. Enfocados a mejorar nuestras habilidades en el surf. Nos levantábamos antes del amanecer, desayunabamos café y fruta y estábamos en el mar al amanecer. Listas para tomar las olas. Entramos y salimos del mar hasta que el cuerpo no podía más.

Fulano’s es un lugar increíble para escapar de la inquietud y del ritmo de la ciudad. Recomendamos ampliamente hacer este recorrido y conocer el increíble trato y ejemplo a seguir que tiene esta playa para llevar una vida tranquila a donde sea que vayas.

Si no llevas tu tabla de surf recomendamos rentar en “Chucho’s”. También ofrecen clases para principiantes.

Fulanos-12.jpg

Como llegar:

En coche hay que llegar hasta Ixtapa Zihuatanejo y seguir manejando al norte hacia la Playa La Saladita. Recomendamos viajar de día ya que el camino puede ser algo escondido y es preferible estar al pendiente de los letreros para saber hacia dónde ir (algunos están escritos en tablas de surf).

Nota: Moverse entre una playa y otra es fácil pero se recomendamos evitar hacerlo en las noches, por seguridad.

Viajografía y fotos: Ana Paula Álvarez