Verana es más que un hotel, un espacio de retiro. No encuentro forma de explicar lo que es más que a través de esta anécdota. Un día el dueño Heinz Legler, fotógrafo y constructor de sets de Hollywood, tomó una servilleta y dibujó una V, con dos líneas horizontales que la cruzaban. “Esta es la próxima casa”, afirmó. Y así, sin más arquitectos, comenzó la construcción de la V House, con sus trabajadores confundidos, a la mitad de la época de lluvia, enterrados en la jungla, en un monte accesible únicamente por mar.

Tomó 6 hombres subir cada viga, decenas de viajes en panga en días que el mar permitía traer los materiales y 3 meses de lucha entre lluvias y mosquitos, para que estuvieran erguidos los 3 cuartos que la conforman. Y al final, Heinz pregunta, “¿y ahora cómo los conectamos?”

Viajografía - Hotel Verana-6

La V House es de las villas de hotel más originales que hay. Y así se fue construyendo Verana. Después de años de intensa creatividad tiene 10 casas, un restaurante, spa, librería y alberca. Todas son espacios únicos diseñados para la intimidad, la relajación y contemplación de la vista, de la jungla y el mar. Puedes explorar Yelapa, ir a una de las actividades que tienen planeadas, o quedarte a disfrutar el hotel, hacer Yoga e ir al spa.

Te recomendamos que si vas a Verana aproveches tu tiempo en tu casa y en las áreas comunes del hotel. Si vas varios días escoge una actividad de aventura como la cascada de Tecomata. Sólo recomendamos ir a Yelapa brevemente a explorar y a comer en Los Abuelos, restaurante del que fue chef de Verana durante 10 años.

Qué puedes hacer:

Actividades ahí- alberca, librería, restaurant, spa, yoga, clase de cocina, clase de prueba de tequila y mezcal.

Actividades fuera- cascada de Tecomata, paseo a caballo a la cascada La Catedral, pesca, snorkel en Corales, recorrido a playa Taboo, entre otras.

Recomendaciones:

Asegúrate que haya sol durante tu estancia.
Investiga bien en qué casa te quieres quedar. Cada casa es una experiencia totalmente diferente.
Muy buen lugar para un escape romántico o luna de miel.

Cómo llegar:

De Puerto Vallarta hay que ir hacia el sur hasta Boca de Tomatlán donde se toma una panga que te lleva a Verana. Luego tienes que subir el monte hasta tu casa.

NOTA: El hotel sólo está abierto de noviembre a julio.

www.verana.com