Si te interesa esta expedición en el Nevado Reserva Aquí

Hay varias leyendas del Nevado de Toluca, Xinantécatl, pero todas ellas incluyen a un jóven, que arrepentido o enamorado, se abre el pecho para que su corazón estalle en fuego y cubierto ya de una enorme cantidad de tierra, se calma cuando una deidad, apiadandose de él, cubre sus heridas con agua.  De ahí el nombre, “hombre desnudo”, de este volcán dormido, cuya última erupción fue hace 10,500 años y que hoy descansa inmóvil, al borde de la carretera de Temascaltepec, en el valle de Toluca.  Para quién se aventura a conocerlo, el Nevado ofrece más experiencias de las que podríamos tener.

Con o sin nieve, el Nevado de Toluca no deja de asombrar. Aún así hay muy poca gente explorandolo y no existe la suficiente conciencia sobre su conservación. Hace poco se cambió el estatus del volcán de Área Natural Protegida a Área de Protección de Flora y Fauna, lo que permite actividades como la Agricultura, Tala y Ganadería en la región. Es un cambio muy controversial que está generando discusión acerca de los mejores métodos de conservación del volcán.

Para explorar el Nevado no se necesita de un guía, pero es necesario ser prudente y darse cuenta de los peligros que hay de subir una montaña.

Cómo llegar:

Hay que tomar la Autopista México-Toluca y dirigirse hacia Temascaltepec en la carretera 34. Como en 20 minutos encontrarán una desviación hacia el poblado Las Raíces o Nevado de Toluca. El camino conduce hacia una pluma en dónde tendrán que pagar una cuota de entrada de alrededor de $40 pesos. Uno puede subir en coche hasta el cráter, estacionarse ahí para tomar un sendero y explorar o tomar una carreterita a la derecha que lleva a otros senderos.