Las playas de Oaxaca son de las más famosas de México para quien busca disfrutar del mar en un ambiente local y auténtico. Puede resultar un poco confuso entender cuál es la diferencia entre ellas y decidir a cuál ir. Por esta razón nos lanzamos a Puerto Escondido y descubrimos que puedes disfrutar de toda esta increíble zona en 3 o 4 días, como si fuera una semana completa. Además, puedes hacer un road trip porque todo queda muy cerca y hay buenos servicios de taxi para llegar de un lugar a otro.

Día 1

El viernes volamos de la CDMX a Puerto Escondido en la tarde –Si puedes, llega lo más temprano posible para aprovechar el día.  Nosotros tuvimos que llegar en la tarde. Inmediatamente tomamos un taxi hacia Puerto Ángel para empezar lo más lejos del aeropuerto posible e irnos acercando poco a poco a Puerto –puedes tomar un autobús colectivo desde el aeropuerto o un taxi personal que puede costar entre $500 y $800. Llegamos a Puerto Ángel a la hora y media, prácticamente listos para dormir.

Puerto Ángel es un pequeño pueblo en el que vale la pena pasar, por lo menos, medio día: pasear por la playa El Panteón para conocer la bahía,  nadar hacia la playita que se encuentra entre los dos montes y comer o cenar.

Día 2

Al día siguiente fuimos hacia Zipolite, que se encuentra a unos 3 kilómetros hacia el oeste –Zipolite (en zapoteco “playa de los muertos”) es un pueblo  increíble: nudista, bohemio y con las mejores comidas que te puedes encontrar. Te recomendamos cenar en la Posada México, cuenta con cocina italiana y excelentes cócteles.

De ahí salimos hacia San Agustinillo y Mazunte, también hacia el oeste (aproximadamente a 10 kilómetros  desde Puerto Ángel). San Agustinillo tiene tres pequeñas bahías n tranquilas y que se prestan también para surfear  dependiendo la magnitud de las olas.

Si te quedas en San Agustinillo te recomendamos el Hotel Casa Pan de Miel.

Mazunte es otra joya del estado de Oaxaca. Es un lugar lleno de pequeños hoteles playeros, bares, tiendas y restaurantes. Lo más atractivo podría ser Punta Cometa,  una montaña sobre la costa con una vista única en el atardecer, y su playa vecina Mermejita hacia el oeste. Puedes aprovechar y visitar el Centro Mexicano de la Tortuga y conocer la historia de la caza de este animal, en su apogeo, así como sobre la importancia de su conservación y las diferentes especies.

Aún más adelante se encuentra playa La Ventanilla, una de nuestras favoritas. Es una playa muy extensa que en su lado Este tiene  una ventana entre las piedras del monte. Esta vez nos encontramos con la laguna desbordada hacia la playa debido a las lluvias, por lo que tuvimos que tener cuidado con los cocodrilos que andaban sueltos por ahí. Puedes tomar el tour a la laguna si quieres ver mejor a estos reptiles.

Te recomendamos quedarte a dormir en Punta Cometa, Mermejita o La Ventanilla.

Día 3

El último día  del viaje nos dirigimos de vuelta a Puerto Escondido, para estar más cerca del aeropuerto. Te recomendamos pasar un día en la playa de Zicatela para disfrutar del surf y sus famosas y monstruosas olas y in duda alguna,  comer en El Cafecito: que cuenta con la mejor comida, pan y café.

Si te quedas en Puerto, te recomendamos el Hostal One Love Puerto Escondido.

La ventaja de terminar el viaje en esta zona es que el aeropuerto queda a tan sólo 15 min.

Viajografía y Fotos: Ana Paula Álvarez