San Miguel de Allende es sin duda uno de los destinos más pintorescos de México. Votada “la mejor ciudad del mundo” por los lectores de Condé Nast en 2013, es un lugar ideal para caminar. Sus calles empedradas, arquitectura colonial, grandes portones, parques y plazas te remontan a antiguos pueblos europeos pero siempre con un inconfundible toque mexicano.

El Jardín Principal frente a la catedral es un gran punto de reunión para dar comienzo a cualquier recorrido. Recomendamos no tener un plan muy definido sino dejarse llevar en dirección al Parque Juárez. Las galerías de arte, patios centrales y tiendas son la esencia de San Miguel.

Hay un sinnúmero de actividades que se pueden hacer alrededor de la ciudad, desde montar a caballo, disfrutar de un tour gastronómico, relajarse en algún spa o temazcal o realizar actividades deportivas. El mercado de artesanías es un gran lugar para encontrar antojitos mexicanos, variedades de flores, hierbas medicinales, artesanías de cerámica y latón. No se puede dejar de visitar los hoteles boutique, que son tan característicos de esta ciudad. Definitivamente es un destino que cautivará tu atención y al cual querrás regresar.

Recomendaciones:

  • Santuario de Atotonilco
  • El Charco del Ingenio (jardín botánico)
  • Fábrica la Aurora
  • Vuelo en Globo Aerostático
  • Aguas Termales La Gruta

Hospedaje:

  • Hotel Matilda
  • Hotel Nena
  • Casaluna
  • Casalinda
  • Casa Quetzal

Comida:

Cómo llegar:

En coche se toma la autopista 37 de la Ciudad de México a Querétaro. Pasando San Juan del Río se toma el libramiento de Querétaro a San Miguel de Allende por la carretera 57D.

Tiempo aproximado de viaje desde:

  • Ciudad de México- 3h 15
  • Querétaro- 1h
  • Guanajuato- 1h 20

Viajografía y fotografías por: Begoña González y Andrea Quiroz