En medio de las montañas de la Sierra Madre Oriental, a una hora y media del calor de Puerto Vallarta se encuentra un Pueblo Mágico de Jalisco. San Sebastián del Oeste es un antiguo poblado minero con calles empedradas y casas de adobe, madera y teja rodeado de niebla. Por sus características, son comunes las salidas de trekking para ver observar los paisajes espectaculares de los cerros.  El pueblo fue fundado en el siglo XVII y muchos de los templos, haciendas y fincas han sido convertidas en museos u hoteles, como el Museo Doña Conchita, Hacienda San Felipe o el Museo Parroquial.

Uno de los atractivos más grandes de San Sebastián es visitar sus minas. La Gertrudis, que cuenta con 150 años de historia, se encuentra a media hora caminando desde la Plaza Principal. Para llegar a la mina, los paisajes son espectaculares gracias a la densa vegetación de bosque de pinos. La mina tiene una profundidad de 60 metros y es una experiencia alucinante caminar a través de un pasillo tan angosto y con tan poca altura. Esta experiencia es excelente para reflexionar lo que viven a diario los mineros alrededor de todo el mundo.

En la entrada del pueblo, se encuentra una finca llamada La Quinta, que conserva un gran huerto y es habitada por descendientes de los antiguos dueños. En este lugar se procesa desde tiempos históricos el café de la región, completamente orgánico. El lugar está abierto para las visitas y para degustar una deliciosa taza de café jalisciense.

¿Qué hacer?

La Bufa  

El mirador ofrece una imponente vista de la región y en un día despejado se puede ver hasta la Bahía de Banderas. Recomendamos llegar caminando o en bicicleta.

Cueva ‘La Escondida’

Ideal para observar formaciones geológicas con formas impresionantes. Adentro de la cueva se encuentran una variedad de prismas basálticos.

¿Dónde quedarse?

Hacienda Jalisco

Hotel ecológico y museo. Se encuentra en las afueras del pueblo y es ideal para unos días de retiro y tranquilidad.  La construcción es perfecta para visualizar cómo era el auge minero del poblado.

Viajografía y Fotos: Rosi Amerena