La tirolesa se ha convertido en una actividad muy popular. Honestamente no consideramos que sea algo muy extremo. Es completamente a salvo y vas guiado y acompañado a todas horas por expertos. Pero el Rancho Mi Chaparrita, sobrepasó nuestras expectativas. La experiencia consiste en 13 tirolesas que te hacen descender poco a poco desde lo alto en la montaña entre la jungla. Cada tirolesa es una aventura diferente, los guías son simpáticos y se divierten contigo – además, te ayudan a darte marometas, brincar hacia atrás y aventarte de cabeza. Es una experiencia emocionante y divertida.

También cuentan con cuatrimotos y cabalgatas.

Cómo llegar:

Rancho Mi Chaparrita se encuentra en Sayulita, en la Calle St. Manuel Rodriguez Sanchez No. 14