Este conjunto de Villas, sumergidas en la selva entre hamacas yucatecas, Ojos De Dios tejidos a mano por manufactura local, jardines Zen y una alberca inspirada en el color del mar caribeño, se encuentra en una zona tranquila a 5 minutos de la zona céntrica de Tulum. La distribución de las villas está diseñada para que te sientas como si estuvieras hospedado en la única habitación del hotel, rodeado de árboles y selva.

Hablamos del Hotel Una Vida Tulum, en donde tuvimos la fortuna de quedarnos. Nos recibió Alberto Penny, socio del hotel y conocedor de la zona. El hotel es impecable, una muestra del balance entre la comodidad y la naturaleza. En las palabras de Alberto: “Este lugar se pensó y construyó intentando integrarse lo más posible con el contexto natural de la zona”. Una muestra de esto es el caminar por sus senderos de piedras blancas hacia la habitación y encontrarse árboles en medio del camino.

Normalmente la gente piensa en Tulum y piensa en playas blancas con agua turquesa y las clásicas ruinas de la costa. Pero hay mucho más.

Como cuenta Penny, Tulum tiene una playa hermosa, pero también tiene cenotes, lagunas, ruinas y reservas dignas de ver que forman parte de su ecosistema. Decidimos tomar ruta hacia la laguna de Kaan Luum (12 km del hotel). Una laguna en medio de la selva digna para viajeros, en donde se encuentra un cenote de más de 80 mt de profundidad al centro de ella. No hay nada más que hacer más que caminar sobre las aguas transparentes o sentarse en el único muelle que da entrada de la selva. Tantas veces que hemos visitado este lugar y seguimos encontrando joyas escondidas.

La riqueza gastronómica de Tulum es otro de sus puntos fuertes. Recomendamos desayunar, comer y/o cenar en el Primitivo, cocina de autor en donde se encuentran todo tipo de tesoros yucatecos, la variedad de salsas para los chilaquiles es sorprendente. Tomando una de las bicicletas que prestan a los huéspedes de Una Vida el recorrido es menor a los 5 minutos. Cuando el calor levanta para emprender un viaje de 15 min en bici a la playa es imprescindible hacer una parada estratégica en los helados veganos “Buena Estrella”, un carrito enfrente del Chedrahui que tiene helados frescos, con las combinaciones más exóticas, preparados y mezclados en el momento como si fueran licuados.

Finalmente, en Tulum hay muchas opciones de actividades al aire libre. Entre algunas que recomendamos están los canales de Muyil, la laguna de Kaan Luum, las ruinas de Cobá, las playas de Tulum y los tesoros escondidos en la ruta de los cenotes que acompaña el trayecto entre Cancún y Tulum, y entre este último y Chetumal.

En fin, Tulum puede ser un lugar que cada vez crece más y atrae nuevo turismo, sin embargo, esto no significa que haya tanto más que seguir conociendo.

¿Cómo llegar?

Te recomendamos rentar un coche desde el aeropuerto y así aprovechar para poder conocer las áreas que se encuentran alrededor de todo el territorio maya.

Contacto:

Una Vida Tulum

Tel: +52-1-(984) 240-5231

Mail: reservations@unavidatulum.com

Viajografía y fotos: Ana Paula Alvarez